Página principal
  Cogobierno
  Oficinas y trámites
  Orientación general
  Teléfonos y direcciones
  Dirección de carreras
  Planes de Estudio
  Calendario
  Conocé tus derechos
  Regulares y libres
  Quiénes somos...
  Cómo participar
  El Centro de Estudiantes
  Alfredo Bravo
  Preguntas Frecuentes
  Info. para ingresantes
  Sitios interesantes
  Legislación vigente
MNR
Movimiento Nacional Reformista
www.mnr-ps.com
 

IDEARIO REFORMISTA

INSTITUCIONALES - HISTORIA

*por Deodoro Roca y la Reforma Universitaria.
Historia de una lucha.

En la Córdoba de principios de siglos creció la figura de Deodoro Roca, protagonista de la Reforma Universitaria y de una vida cargada de rebeldía. Un ejemplo de coherencia que se perdió en la sombra de la historia.

Las calles de Córdoba serán testigos de varios de los momentos de mayor rebeldía y entusiasmo en la historia del movimiento obrero y estudiantil. En sus esquinas, entre el humo y las barricadas, generaciones de jóvenes y trabajadores escribirán sus páginas más heroicas, en busca del sueño de justicia, igualdad y progreso. A principios de siglo, y en nombre del "derecho sagrado a la insurrección", los estudiantes de la universidad de Córdoba coparon aquellas calles para declarar la huelga general, y cambiar para siempre la casa de estudios, hasta ese momento con un fuerte carácter elitista y excluyente.
En esos años los sectores bajos y medios de la Argentina estaban comenzando a hacerse escuchar, a construir las organizaciones (sindicales y políticas) en donde combatir la desigualdad y el abuso imperantes, alentados por las ideas socialistas y anarquistas llegadas con la inmigración europea.

La llamada Reforma Universitaria empezó el 15 de junio de 1918, cuando un grupo de estudiantes declaró la huelga general y tomó el rectorado, y después de varios meses de lucha, un grupo de estos (organizados de forma clandestina), coparon por asalto todas las instalaciones de la universidad. Para ese entonces, Deodoro Roca tenía 28 años, y fue uno de los impulsores de la revuelta, y entre otras actividades fue el encargado de redactar el "Manifiesto Liminar", donde los estudiantes dieron a conocer sus razones y sus principios. Fueron tiempos de lucha y rebeldía, de unión entre estudiantes y trabajadores, que a partir de los días de Córdoba se encontrarán muchas veces más peleando codo a codo contra los tiranos de turno (como ejemplos basta nombrar la huelga del calzado de 1918, las marchas de repudio a la "semana trágica" de 1919, o más llegados nuestros días el "cordobazo" y el "viborazo").

La actuación de Deodoro Roca está marcada por la coherencia y la valentía. Nombrado profesor titular de la cátedra "Filosofía General" de la facultad de derecho, Roca fue un ferviente defensor del papel revolucionario de la juventud, e intentó siempre darles las herramientas necesarias para afrontar este decisivo papel. Apoyándose en los autores clásicos, mezclo Marx con Freud y Nietzsche para darle amplitud a sus clases. Pero su actividad no sólo estaba dentro de la Universidad, además se lo podía ver en aquellos tiempos en la Unión Obrera, en reuniones con trabajadores o estudiantes, o se lo podía leer en revistas como Flecha y Las Comunas defendiendo las causas populares de Argentina y el mundo. Allí adhirió a la revolución bolchevique de Lenín y Trotsky y a la lucha republicana contra el franquismo, defendió la causa se Sandino y repudió los asesinatos de Sacco y Vanzetti. Además, fue defensor de varios de los presos políticos de Córdoba.

La figura de Roca, perdida entre las sombras de la historia, fue una de las más destacadas en la política de principios de siglo. Siempre frontal, mantuvo un enfrentamiento con quien era el referente del conservadurismo más recalcitrante de esos años, el escritor y poeta Leopoldo Lugones. Al principio Lugones apoyó a los estudiantes de Córdoba, pero más tarde, al igual que el profesor Juan Carlos Portantiero, el Lugones maduro terminó su vida haciendo apología del "orden", de la "disciplina" y de "la autoridad", apoyando el golpe del general Uriburu y haciéndose portavoz de esa corriente de pensamiento (como síntesis de su transformación dejará la frase "un hombre equilibrado e inteligente pasa por tres estados: a los 18 años rompe vidrios, a los 30 debe poner vidrios, a los 40 fabricar vidrios"). Deodoro Roca polemizará con el escritor, defenderá la causa de los jóvenes y llamará a Lugones "león de alfombra".

Su larga vida siempre estará marcada por el compromiso hacia la educación y su excelencia, adelantándose cuatro décadas a la consigna del mayo francés (Examen = servilismo, promoción social, sociedad jerarquizada) y a las críticas que Michel Foucault realizara en Vigilar y castigar, Deodoro Roca prolongó el ideario de la Reforma Universitaria cuestionando la institución del examen y de los doctorados, ya que para Roca "título de doctor no hace otra cosa que satisfacer la vanidad de los mediocres".

Luego de su muerte, en 1942, su figura se fue perdiendo, pero no su lucha. Como un último homenaje, su hijo Gustavo compartiría su biblioteca personal con un adolécete hasta ese día desconocido que había llegado a Córdoba para cambiar la historia de la humanidad. Ese joven, que pasará a la posteridad como "Che" Guevara, continuará, como pocos, el camino que creó.

http://www.launion.com.ar/Universidad/neo/04/nota230821b.htm

 

 

© 2004-2006, Agrupación Socialista Alfredo Bravo
Universidad de Buenos Aires - Facultad de Ciencias Sociales